Baños y cocinas de grafeno, el material del futuro

Baños y cocinas de grafeno, el material del futuro

  • Este nanomaterial, inteligente y cien por cien ecológico, es la gran apuesta del sector del ladrillo
  • Todas las novedades de la industria se presentarán estos días en el Salón Construmat, centrado en la innovación

 

El material del futuro ha llegado para quedarse. El grafeno ya se cuela en cocinas y baños, además de ocupar revestimientos y estructuras exteriores. El tradicional sector del ladrillo lidera ahora la reconversión hacia una industria más verde con el empuje de varias empresas nacionales, que trabajan para conseguir casas inteligentes y sostenibles.

La vivienda del mañana ya está aquí y se podrá ver en el Salón Construmat de Fira de Barcelona, que mostrará a partir del martes nuevos materiales y procesos como la impresión en 3D o el internet de las cosas aplicados a la construcción.

200 veces más resistente que el acero y hasta capaz de captar energía de las tormentas eléctricas, el grafeno se ha convertido en el material más preciado. «Todas estas novedosas ventajas se traducen en un aumento de la vida útil de los materiales dopados con grafeno, en un menor mantenimiento de las construcciones y en un ahorro considerable tanto de costes en materia prima como de energía y transporte», además de su indiscutible sello verde, apuntan desde Graphenano, una de las empresas líderes del sector.

Así, la compañía avanza a pasos agigantados y ya comercializa platos de ducha, lavabos y encimeras fabricados con este nanomaterial. Su dureza natural incomparable y una mayor resistencia a la deformación y a los cambios bruscos de temperatura son los beneficios que aporta a estos espacios de la casa. Además, los hace ininflamables, impermeables y bactericidas, ya que el grafeno evita la formación de bacterias y mohos.

En particular, los platos de ducha están fabricados con minerales naturales (cuarzos, silices, granitos o calizas) y aditivo de grafeno, por lo que son cien por cien ecológicos, reciclables y pueden presumir en ser el primer producto de baño en obtener el sello Cradle to Cradle Certified Silver.

Graphenstone es otra de las empresas que abanderan el cambio profundo que vive el sector. Capaz de pasar de un capital de 60.000 euros a facturar más de cinco millones en tan sólo ocho años -y de firmar un contrato con Asia Paints, la más potente de India para seguir investigando-, la compañía ha ideado un material único para la construcción basado en cal artesanal de Morón y fibras de grafeno.

Se usa para pinturas y recubrimientos ecológicos y otorga una mayor resistencia a las viviendas, aporta un efecto antibacteriano y repelente de insectos en sus interiores y contribuye al ahorro energético debido a su gran poder reflectante, entre otras propiedades. El Hotel W Barcelona, por ejemplo, usa este tipo de pinturas.

Todos estos avances se podrán ver en Construmat, el Salón que se celebrará en el recinto de Gran Via hasta el viernes. El evento, en el que participarán las principales empresas del sector, contará con un espacio de exposición comercial (Industry Arena); un área para descubrir las últimas innovaciones y en el que se abordarán las fases que conforman el ciclo de vida de la construcción, desde la proyección hasta la rehabilitación (Future Arena); un punto de debate donde se celebrarán tres congresos en los que se tratará la Vivienda Social, la Economía Circular y la Innovación (Talks Arena); y una zona de actividades para impulsar nuevas oportunidades de negocio e internacionalización (Meetings Arena).

Fuente: El Mundo Cataluña

Share on FacebookTweet about this on Twitter